La milonga de mis perros

Mis perros gauchos…

Cimarrón, Capitán
ellos son mis camaradas.

Yo no tengo más amigos
que mis perros compañeros.
Yo no tengo más camaradas,
ni los tengo, ni los quiero.

Cimarrón, Capitán
a mi lado siempre están.

Cuando me ven con un pesar
mis penas dan en consolar.
El Cimarrón y…

Cuando un viejo se enamora

Когда старик влюбляется

Cuando un viejo se enamora
anda el pobre en un revuelo,
con betún para el bigote
y tinturitas pa’l pelo.
Cuando un viejo se enamora
anda todo alborotado
y pa’ que ella no se avive,
y lo tome por un pibe,
hasta duerme encorsetao.

De regreso a la cita
de…

Milonga brava

Задорная милонга

Yo soy la milonga brava
candombera y entradora
Yo soy la milonga brava
candombera y entradora

Yo soy la expresión sonora
que el progreso deshilacha.
Canción me hizo una muchacha
de boca fresca y golosa.

Y me bailó en la baldosa
quebrada del conventillo
con el mozo del altillo
a…

No hay tierra como la mía

Нет такой земли, как моя

No hay tierra como la mía
y esta milonga le canto
y esta milonga le canto
y si alguien me desafía
me juego dandole tajo
soy un criollo de avería
que el mundo fue recorriendo
que el mundo fue recorriendo
y al final vine diciendo
no hay tierra como la…

La milonga de Buenos Aires

Милонга Буэнос-Айреса

Al son de tu majestad
hoy pasar te vi
por mi gran ciudad,
y en vos descubrí
que la copia sos
de una que olvidé,
y que, como vos,
porteña fue…

Sos la flor de Buenos Aires,
porteñita primorosa,
digna nieta de la bella
que paseaba majestuosa,
en aquella gran…

Carnavalito

Карнавалито

Quebradeño a mí me dicen porque nací en La Quebrada.
Carnavalito de mi querer, toda la rueda venga a bailar.
Porque soy como mis cerros, curtido por la quebrada,
carnavalito de mi querer, toda la rueda venga bailar.
carna-carnavalito, cora-corazoncito, porque soy desdicha’o vivo llorando, llorando
Pum pum carnavalito (venga…

Flor de Montserrat

Цветок Монсеррат

Por sus ojos color cielo
y sus dones de bondad,
la llamaban Virgencita
en el barrio Monserrat.

Todos, todos la querían;
y no hubo payador,
que no cantara por ella,
en el barrio del Tambor.
Disputaban su cariño;
todos querían su honor,
pero la Virgen del barrio,
soñaba con otro…